junio 17, 2024
Sopa de clavo

Sopa de clavo

Corte en cuadros un pan de los duros, uno listo pa’ chupar, de esos viejos que dejamos cerca del fuego a que se sequen. O, si gusta, déjelo secar en cuadros y póngalo a freír en pura burbuja de manteca. Dele vueltas pa´ que le entre la sazón por todos lados y sáquelos cuando se vean dorados dejándolos escurrir. 

Tateme jitomates maduros en un comal, vaya dejándoles el pellejito de la piel que eso es lo que tiene lo quemado y le da sabor. Ya blandos, muélalos con clavos de olor y una rajita de canela, pruebe, le va quedar una pastita dulce y fuerte, pero al mismo tiempo picante ya que tiene el sabor intenso del clavo y la canela. Esa salsa será suave y brillosa por los aceites del clavo. Al último, le dejará un regusto amaderado en toda su boca. Fríalo todo en una cacerola y deje que huela toda su casa. El clavo y la canela relajan. 

Para terminar, deshágale un huevo cocido ahí mismo. Póngale un chorrito de vinagre para darle acidez, tantito ajonjolí y sal al gusto para que le salga lo dulce. Agregue el pan frito en la cacerola con lo demás, déjalo a fuego manso para que se empape y quede bien sazonada. Esta sopa además de sabrosa es buena para los virus y la inflamación.


Bibliografía

Garza Marcué, R. M. y Vázquez Ahumada, C. (2017) MUJERES CONSTRUYENDO UN MUNDO: las recetas del Convento de Santa Mónica en Puebla. INAH/BUAP

Actualización:

Nonancy Estrada.


La Lengua de Sor Juana es una revista bimestral del Centro de Posgrado y Estudios Sor Juana ©. Av. Las Palmas 4394, Las Palmas, 22106 Tijuana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *