junio 17, 2024
Rosquitas de almendra

Rosquitas de almendra

La palabra rosquilla se refiere al bollo con forma circular, que tiene un agujero en medio. En México y Centro América se usa comúnmente el vocablo Dona, pero en el resto de Latinoamérica y España permanece dominante el término rosquilla, que fue traído por los españoles durante la conquista y es el que se utilizaban en el convento. 

Primero se deben remojar por lo menos dos horas las almendras. Se remueve cualquier impureza y una vez blandas se enjuagan y secan. Después hay que molerlas en el metate, agregando gradualmente las claras de huevo, para evitar que las almendras escupan su aceite. Puede que no necesite todas las claras de huevo para lograr la textura deseada.  

Una vez que las almendras están bien molidas incorporar las yemas de huevo y tamizar el azúcar molida. Se consigue una masa bastante liquida pero que mantiene su forma. Se introduce en la jeringa o manga pastelera y se forman rosquillas pequeñas sobre papel encerado. Así se meten al horno y después de que se secan, se dejan enfriar en el mismo papel hasta que se puedan despegar con facilidad. Hay que conservarlas en papel de cocina húmedo para que se conserven suaves.

Las monjas del convento de Santa Mónica de Puebla no tenían acceso a mangas pasteleras de plástico ni a papel de cocina, por lo que recurrían a herramientas como las jeringas de vidrio para crear formas intrincadas como estas rosquillas sin moldes. Para mantenerlas suaves, ellas usarían hojas de col o lechuga, que afectarían el sabor pero aportarían la hidratación necesaria.

IngradientesCantidad
Claras de huevo2
Azúcar8 onzas
Huevo3 huevos
Almendras dulces1 libra
Almendras amargas 36 piezas

Cantidad originalConversión
8 onzas226.796 gramos
1 libra453.592 gramos

Bibliografía

Garza Marcué, R. M. y Vázquez Ahumada, C. (2017). Mujeres construyendo un mundo: las recetas del Convento de Santa Mónica en Puebla. INAH


La Lengua de Sor Juana es una revista bimestral del Centro de Posgrado y Estudios Sor Juana ©. Av. Las Palmas 4394, Las Palmas, 22106 Tijuana.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *